Firma convenio 1

Universidad de Valparaíso firma convenio de colaboración para proyecto de modernización de base de datos de jurisprudencia de la Corte Suprema

La iniciativa busca desarrollar una base de datos con aplicaciones de inteligencia artificial.

La Universidad de Valparaíso firmó un convenio de colaboración para el desarrollo del proyecto de modernización de la base de datos de jurisprudencia de la Corte Suprema, donde participan otras nueve universidades nacionales, cuyos docentes ayudarán en la recopilación de sentencias para la base de datos.

La iniciativa permitirá la creación de un buscador de sentencias al que se le aplicará inteligencia artificial con el objeto de que identifique, analice y clasifique el contenido de las sentencias pronunciadas por el máximo tribunal, accediendo así a fallos por comunas, ciudades y materias específicas.

La ceremonia de firma de convenio -llevada a cabo a través de la plataforma Zoom-, inició con las palabras de bienvenida y el discurso del presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva, sobre la importancia de esta iniciativa, para posteriormente dar paso a la firma del documento por parte de las casas de estudio, momento en el que representando a la Universidad de Valparaíso participó el decano de la Facultad de Derecho, Alberto Balbontín.

El equipo que representa a la UV en el desarrollo del convenio es encabezado por el académico Juan Carlos Ferrada, en colaboración con los profesores ayudantes Paula Gutiérrez y Aldo Rivera, junto a dos destacados exalumnos. Además, participarán estudiantes de la carrera de Derecho UV.

El profesor Juan Carlos Ferrada detalló que “la tercera sala de la Corte Suprema -de Derecho Público- convocó a diferentes universidades para que colaboraran en la ordenación y sistematización de la jurisprudencia de los últimos quince años, tratándose de un alto volumen de fallos. Con el grupo de la UV trabajamos en el diseño de un modelo de análisis para las cerca de mil sentencias que se nos asignaron, y así planificar cómo íbamos a organizar la base de datos enviada por la Corte Suprema. Destacar que en este proyecto incorporaremos a veinticuatro estudiantes de Derecho a través de una pasantía en el marco de la asignatura de Clínica Jurídica, cuyas labores serán coordinadas por los dos profesores ayudantes y los dos exalumnos, y dirigidos por mí. Lo que haremos como equipo es leer los mil fallos, ordenarlos y clasificarlos según materia y descriptores, y posteriormente construir una base de datos con esa información”.

“La contribución para la UV es que la institución forma parte de un proyecto relevante de la Corte Suprema, el más importante de los últimos diez años. Por su parte, para profesores, exalumnos y, especialmente, para los estudiantes, guarda relación con una gran oportunidad, ya que esto permitirá conocer directamente y por primera vez, todas las sentencias de la Corte Suprema en distintas materias, lo que ningún buscador permite en Chile. Podremos ver toda la jurisprudencia y aterrizar el derecho en casos concretos, conociendo cómo se han resuelto”, añadió. 

“Cabe destacar que este trabajo la Corte Suprema lo va a reconocer, con una certificación para cada participante de la iniciativa. Esto es muy relevante desde el punto de vista curricular de los estudiantes, ya que conocerán una materia directamente y sus competencias y conocimientos serán reconocidas por la entidad, lo cual es de mucha ayuda en la futura vida laboral”, subrayó. 

El decano Alberto Balbontín indicó al respecto que “el convenio que suscribimos con la Excelentísima Corte Suprema, de cooperación y colaboración, junto a otras universidades, constituye un paso muy importante en el esfuerzo del máximo tribunal del país para modernizar la gestión del servicio de justicia para sus ciudadanos, pues busca sentar las bases de la incorporación a dicho poder del estado de lo que se ha dado en llamar la inteligencia artificial. Por ello, tan pronto como nos enteramos que se nos estaba invitando a formar parte de este proyecto, lo acogimos de inmediato con el mayor interés, para lo cual aprovechamos la gran capacidad de nuestra multifacética Clínica Jurídica para que, en el marco de esa exigencia curricular que deben cumplir nuestros estudiantes de último año, y bajo la dirección del profesor Juan Carlos Ferrada y la coordinación de los profesores ayudantes, pudiéramos asociarnos a este esfuerzo de futuro”.

“Agradecemos a la Excelentísima Corte Suprema esta invitación, porque nos permite conectar desde ya a nuestros estudiantes con lo que será, esperamos en pocos años, una herramienta de gran valor para el ejercicio de la función jurisdiccional, a la vez que para el trabajo científico que se desarrolla en las escuelas de derecho, contribuyendo también a un más expedito conocimiento del derecho puesto en práctica por nuestros tribunales de justicia”, cerró.                                                                                                    

En el desarrollo de la iniciativa participan el centro documental de la Corte Suprema, la Corporación Administrativa del Poder Judicial, los abogados investigadores de la Dirección de Estudios y las casas de estudio. El proyecto piloto ha considerado como punto de partida la jurisprudencia de la sala constitucional de la Excelentísima Corte Suprema. 

Las universidades que participan de la iniciativa son: Universidad de Valparaíso, Universidad de Concepción, Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica, Universidad de los Andes, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Diego Portales, Universidad Alberto Hurtado, Universidad de Talca, Universidad Austral.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest