escuela candidaturas

Un centenar personas participó en Escuela para candidaturas constituyentes

Iniciativa fue organizada por la Universidad de Valparaíso, Universidad Diego Portales y Universidad Austral de Chile.

Un centenar de personas participó en la escuela para candidaturas constituyentes organizada por las escuelas de Derecho de la Universidad de Valparaíso, la Universidad Diego Portales y la Universidad Austral de Chile, que contó con el patrocinio de la plataforma Contexto y tuvo por objetivo ofrecer un espacio gratuito de formación en temas constitucionales que puedan resultar de interés en el futuro trabajo constituyente.

La actividad fue coordinada por los docentes Daniel Mondaca (UV), Claudio Fuentes (UDP) y Viviana Ponce de León (UACh), y constó de cuatro jornadas de cursos que fueron dictados por docentes de las tres casas de estudio de acuerdo con sus especialidades.

Las temáticas que se abordaron en las sesiones fueron: Historia constitucional de Chile: continuidades y rupturas; contenidos constitucionales mínimos; relaciones con el derecho internacional; reglamento para convencionales; estado Social de Derecho; justiciabilidad de derechos sociales; derecho a la vivienda; trabajo y constitución; reconocimiento de pueblos indígenas; derechos de niños, niñas y adolescentes; igualdad de género y distribución del poder; constitución y medioambiente; régimen de gobierno; formas de estado; justicia constitucional; y jurisdicción de protección de derechos fundamentales.

Daniel Mondaca, profesor de la Escuela de Derecho de la UV que integró el equipo coordinador de las sesiones, aseguró que “tras la finalización de la Escuela para candidaturas constituyentes podemos hacer un balance muy positivo, ya que tuvimos cuatro provechosas jornadas de trabajo, donde distintos docentes tuvieron a su cargo la tarea de exponer diferentes materias constitucionales de actualidad. En cada una de las jornadas tuvimos una concurrencia aproximada de entre noventa y cien personas, y en cada clase los estudiantes estuvieron muy atentos y activos, mediante preguntas, reflexiones y opiniones, de manera tal que hubo una interacción constante entre los asistentes y el profesor. Nosotros teníamos la intención de que esta fuese una actividad formativa, y por lo tanto que siguiera un modelo de clase lo más fielmente posible, y fue efectivamente así. Hubo una exposición de contenidos, que se acompañó normalmente con una presentación power point u otro tipo de material virtual, además de textos para lectura que se entregaron a los estudiantes”.

“Dentro del público que asistió a las jornadas hubo una gran diversidad de personas, en términos de edad y distribución territorial, y por lo tanto fue una iniciativa que logró llegar a distintos lugares de Chile. Esto siempre es bueno, porque en un contexto de centralismo excesivo como el que tenemos en Chile, normalmente este tipo de contenidos técnicos y actividades de formación se suelen quedar en el centro o en las grandes ciudades. Sin embargo, este no fue el caso, y la virtualidad -como un elemento positivo- permitió que personas que estaban situadas en lugares inclusive rurales, pudieran asistir en igualdad de condiciones que quienes estaban en las grandes ciudades de Chile. El balance general es muy positivo”, cerró.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest