Foto03editada

Profesor Ignacio Vásquez y sus impresiones del lanzamiento de su libro: “Estoy feliz, como un niño”.

Alegría, cariño y agradecimientos son las palabras que describen las emociones vividas por el profesor, Doctor Ignacio Vásquez Caces, profesor de la Escuela de Derecho de la UV, luego de presentar su libro, “Multiculturalismo y Solidaridad Pragmatista”, evento realizado en la Sala de Consejo Ítalo Paolinelli Monti, organizado por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, y el Programa de Doctorado en Derecho de la presente unidad académica.

Fuera de sentir el apoyo de su familia y amistades que acompañaron al abogado, poeta y profesor, también distinguieron con su presencia la senadora por la Región de Atacama, Yasna Provoste, el decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Alberto Balbontín, el director de la Escuela de Derecho, Claudio Oliva, el director del Programa de Doctorado, José Luis Guzmán y los profesores, Doctor Agustín Squella y Doctor Jaime Bassa.

El libro es consecuencia de una investigación doctoral realizada por el autor el año 2016 cuyo título es “El debate multicultural a la luz de la noción pragmatista de solidaridad. Una aproximación desde la filosofía de Richard Rorty”, estudio que analiza la existencia cosmopolita sobre las ideas de la subjetividad y racionalidad en la filosofía del derecho.

En su calidad de autoridad parlamentaria, la senadora Yasna Provoste, elogió la calidad humana del autor y la excelente reflexión crítica de su obra, no alejada a los tiempos vividos en la actualidad.

“El autor aborda un tema contemporáneo y que se ha transformado en tema central en el debate actual: el multiculturalismo, los derechos individuales y los derechos colectivos que con seguridad pudo asumir el desafío de hacer un muy buen libro de divulgación filosófica, poro opta por algo mayor: elabora un texto de teoría en el que desarrolla su propia perspectiva sobre el objetivo, pero mis comentarios se acercan desde una perspectiva política como la que desarrollo como senadora”, admitió la parlamentaria.

De esta forma, “estoy convencida que, en una perspectiva política, la filosofía debe ser una guía en la acción y, en mi caso particular, como cristiana en política, el diálogo entre el pensamiento y la acción pasan a ser indispensable en una lógica de imperativo ético, y así también de sentido emocional. De alguna manera en su libro, Ignacio nos invita a debatir sobre el origen de los principios morales, esto es de dónde surgen esas creencias compartidas socialmente”, asevera.

Por su parte, el profesor, Doctor Agustín Squella, quien fuera su profesor guía en la tesis doctoral del autor, recordó los momentos de juventud en la época de estudiante donde no sólo se destacaba por sus ideas, sino además por sus gustos en la poesía y literatura, además de resaltar algunos antecedentes sobre la celebración de la presentación del libro.

“La aparición de este libro es un motivo para prestar atención a él, es una oportunidad de goce, este libro se disfruta, pero también es un motivo de celebración, del libro mismo como objeto y desde luego de su contenido que en este caso es sorprendente, importante, polémico y una celebración por el autor del libro y del trabajo editorial e imprenta que supone la producción de un libro y una celebración, también, de lo que antecede a este libro que es la tesis doctoral que hizo Ignacio como alumno de la primera generación de estudiantes que adscribieron al programa de Doctorado de esta escuela”, expuso el profesor Squella.

En tanto, el profesor Doctor Jaime Bassa en su calidad de representación del sello editorial Edeval, felicitó al autor por el trabajo realizado al relevar los estudios como efecto del programa doctoral.

“Para nosotros como sello editorial es un orgullo lo que está ocurriendo en este evento, porque aquí se encuentran, de alguna manera, dos caminos de renovación que para esta escuela es muy importante: por un lado hay una renovación interesante en la forma como se enfrentan los desafíos disciplinares y la divulgación de los trabajos en la forma en como se hace en una Escuela de Derecho como esta que mantiene el nivel que caracteriza a la escuela en las últimas décadas, y el sello editorial, de alguna manera, está abriendo sus puertas al conocimiento que se genera en estas aulas, lo que da cuenta el desafío constante que tenemos como comunidad académica”, puntualizó.

Ideas pragmáticas y emociones

Para Ignacio Vásquez la jornada de presentación de su libro se llenó de ideas y emociones al revisar su pasado, tanto como estudiante de pregrado y asumir, posteriormente, estudios de Doctorado en un mundo no fácil con la existencia de otras responsabilidades no vinculadas a los estudios formales.

El libro, como contenido, presenta una variedad de nociones sobre racionalismo, ideas subjetivas y objetivas como pensamiento y normativas que se presentan en la vida política, social y cultural de cualquier comunidad o Estado.

Sin embargo, Ignacio Vásquez reflexiona sobre la solidaridad y entendimiento que debe existir en una humanidad que se enfrenta a la variedad de ideas. Respecto a la reflexión temática del libro indica que “el trabajo postula que existen cosmopolitismos alternativos y distantes del humanismo esencialista y el racionalismo abstracto, que implican una apertura emocional, imaginativa y no elitista al diálogo intercultural”.

Agrega que “se trata de edificar una solidaridad cada vez más amplia mediante un proceso de persuasión que abandone el universalismo: si el lenguaje de nuestra deliberación moral es contingente se necesita acudir a la conversación de la humanidad para movilizar afectos en pos de aquello que permita construir un mundo mejor. La solidaridad es el sentimiento que dinamiza a las personas frente a la crueldad y les permite empatizar con el sufrimiento ajeno y hacerlo propio, y es, por tanto, el mejor criterio para orientar la actuación pública”.

En la línea del trabajo realizado desde que inició el doctorado que culmina con la presentación del libro dice que, “ver esa tesis transformada en un libro, publicado por la Edeval, el sello editorial de mi escuela, cuando soy egresado por segunda oportunidad en mi escuela, yo estoy muy orgulloso, muy emocionado, estoy alborozado como un cabro joven, porque significa muchísimo para mí, enaltece el espíritu y estoy feliz como un niño”.

 

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest