Enrique polémicas procesales

Profesor Enrique Letelier participa en Jornada Internacional de Derecho Procesal

Académico fue parte del bloque denominado “Recursos de control de la jurisprudencia”.

El profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, Enrique Letelier, participó en la Jornada Internacional de Derecho Procesal “Polémicas procesales”, desarrolladas en homenaje a Rodrigo Rivera Morales, destacado profesor venezolano de Derecho Procesal radicado en España, quien es una importante figura en el procesalismo latinoamericano.

La actividad fue organizada por la Universidad de Salamanca (España), la Universidad Católica del Táchira (Venezuela) y la Fundación Universitas. Contó con el patrocinio del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal (IIDP), y la participación de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Venezuela, el Instituto de Estudios Jurídicos del Estado Lara (Venezuela) y la Agrupación Multijurídica.

Al académico del departamento de Derecho Procesal de la UV, le correspondió participar en el bloque titulado “Recursos de control de la jurisprudencia”, donde dialogó junto a María Cristina Chen (Panamá), refiriéndose a los recursos de unificación de jurisprudencia y el precedente vinculante que, según explicó, “es una figura más o menos extraña en nuestro modelo, y que las reformas procesales intentan aplicar en Chile, fundamentalmente con la experiencia que hemos tenido a propósito del recurso de unificación de jurisprudencia laboral, pero que es una figura que viene propuesta en el código procesal civil que se encuentra en discusión, y también tiene alguna manifestación en el proceso penal”.

Durante la jornada, primero expuso María Cristina Chen acerca del marco teórico introductorio del tema tratado, para posteriormente intervenir Enrique Letelier, quien planteó diferentes aristas desde la realidad chilena que, según aseguró, “sin duda traspasan las fronteras patrias”.

“El drama de las cortes supremas como tribunales de vértice es que cumplen muchas funciones, entonces desde ya asignar a un tribunal de vértice una función de tutela del ius constitutionis, pero además función de tutela de ius litigatoris, hace que se entrabe el proceso de unificación jurisprudencial. Yo veo que ese es un problema, por ejemplo, para darle un desarrollo progresivo de los recursos de unificación de jurisprudencia, como en el caso chileno. Uno podría plantear un contra argumento y decir que depende de qué justicia estemos hablando. También hay que privilegiar no solamente la justicia del caso concreto -justicia material- sino que además la justicia formal, que estaría conectada con el derecho a la certeza, la resolución de la misma manera de casos similares, y ahí tenemos un problema estructural”, explicó.

A propósito de un recurso de unificación de jurisprudencia laboral chileno, agregó que éste “ha sido un caballito de batalla de la reforma laboral y, desafortunadamente, por la propia integración de la sala que trabaja asuntos laborales en Chile, la diferente integración provoca distintos criterios. Respecto de una misma materia han ido variando los criterios, lo que hace que el recurso de unificación en la práctica también vaya cambiando. Esto lo conectamos con un problema de integración y de cuáles son las funciones del tribunal de vértice”.

“Otro problema que se podría identificar a propósito es que los recursos o herramientas de unificación exigen un ejercicio interpretativo y argumentativo mucho más fino, porque no se trata de buscar identidades fácticas, sino que en la búsqueda de la ratio decidendi, buscar esta similitud o los casos iguales en los elementos fundamentales constitutivos, lo que significa que los tribunales que conocen estos recursos tienen que entrar en los hechos. Deben adentrarse en los hechos para identificar las efectivas similitudes de elementos fundamentales constitutivos fácticos, y ahí hay una especie de mito de la intangibilidad fáctica ante los tribunales superiores”, añadió.

Respecto a un segundo problema, detalló que se trata de la identificación de la ratio decidendi, indicando que “se podría decir que no es conveniente que haya una vinculación formal, es decir, que las decisiones sean automáticamente vinculantes. Si, pero de todas maneras el tribunal tendrá que justiciar por qué razón se aparta del precedente, y además por qué lo mantiene, y ese es el contraargumento para decir que no: la jurisprudencia”.

“En tercer lugar, en estos recursos de unificación -o en el escaso rendimiento- a veces los plenos no tienen la suficiente eficiencia. Es también un problema de la concepción de las fuentes del derecho, como que la jurisprudencia no fuese una fuente formal por esta idea napoleónica de que la ley es la fuente formal, pero es una concepción que va variando y es un diseño político, que creo que puede perfectamente adecuarse”, cerró.

En la Jornada Internacional de Derecho Procesal “Polémicas procesales” participaron destacados docentes y expertos y expertas internacionales en el área, destacando Lorenzo Bujosa -presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal-, Eduardo Oteiza -presidente de la Asociación Internacional de Derecho Procesal- y el propio Rodrigo Rivera Morales.

El registro de la actividad se puede revisar acá.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest