sin título

Las experiencias de estudiantes trabajando causas de defensa y cautela de Derechos Humamos en Consultorio Jurídico

El equipo se ha desplegado en distintos sitios de la Región de Valparaíso para prestar servicio jurídico a quienes han visto vulnerados sus Derechos Humanos durante las últimas jornadas.

Un equipo perteneciente al Consultorio Jurídico de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso -junto con colaboradores- se encuentra trabajando en causas de defensa y cautela de Derechos Humanos durante el estado de excepción que vivió el país durante una semana, y los días posteriores.

Estudiantes, egresados y docentes han recibido una serie de denuncias en las dependencias del Consultorio Jurídico y a través de diferentes vías de contacto, para así apoyar jurídicamente con la preparación de recursos de protección, recursos de amparo y querellas. Las labores además se desarrollan en otras tres áreas: monitoreo de la situación en comisarías, Juzgado de Garantía y centros de salud, desarrollando catastros y registros de personas que han sido violentadas en actos que se consideran de agresión, todo en el contexto de protección de Derechos Humanos, para posteriormente seguir la acción legal correspondiente para determinar la responsabilidad.

Inés Robles, coordinadora del Consultorio Jurídico, indicó que “hemos estado trabajando desde el primer día del estado de excepción y durante las jornadas posteriores, recibiendo una serie de denuncias por distintos tipos de lesiones, maltratos y otros delitos. Quiero reconocer y agradecer a nuestros y nuestras estudiantes de Derecho UV y otros voluntarios por su incansable trabajo estas semanas en hospitales y comisarías, y redactando recursos y querellas. Destaco su compromiso por la causa, y el de las profesoras Marcela Aedo, Fabiola Girão, Cecilia Valenzuela, Paula Gutiérrez, Patricia Reyes, Daniela Marzi, Rocío Sánchez, y la ayuda de María José Jorquera, entre otros”.

Experiencia y compromiso de estudiantes

Un grupo de estudiantes se ha desplegado en distintos puntos de la Región de Valparaíso para desarrollar las distintas labores relativas a la atención jurídica.

Javiera Torres, alumna de quinto año de la carrera de Derecho UV, indicó que “dentro de las diversas tareas realizadas por la Clínica de Derechos Humanos, me encuentro en la comisión de redacción de escritos, tales como querellas, acciones de amparo y protección, con ocasión de las graves vulneraciones de garantías fundamentales ocurridas en diferentes zonas de nuestra región, cuyos relatos hemos recibido desde el lunes pasado. Dicha labor se lleva a cabo de forma mancomunada con profesores de la escuela, quienes están encargados de monitorear la redacción y revisión de los mismos. Quiero recalcar que estoy profundamente orgullosa del compromiso, dedicación y coraje de parte de todo el equipo, conformado por docentes y compañeros, de realizar este necesario proyecto dadas las circunstancias en las que se ve envuelto país”.

Rafael Ríos, también de quinto año, quien se encuentra realizando labores en San Felipe y Los Andes, aseguró que “hemos estado en conversación con la Federación de Estudiantes UV campus San Felipe, cubriendo el Valle de Aconcagua tanto en asesoría jurídica como en asesoría en salud, y otros tipos de Ciencias Sociales. Estoy participando en un piquete transversal, donde además de estudiantes de Derecho y abogados habilitados, participan muchas otras personas y estudiantes de otras carreras, intentando llevar a cabo el mismo sistema de querellas que se está implementando en Valparaíso con el Consultorio Jurídico, para la afectación y vulneración de Derechos Humanos aquí en la zona. Respecto a mi trabajo en el Consultorio Jurídico, la experiencia me ha aportado conocimientos prácticos sobre la realización y redacción de querellas con el nuevo sistema, donde los profesores han estado constantemente revisando nuestros trabajos y marcando nuestros errores para que perfeccionemos la labor. En lo personal, destaco la lucha social, la lucha por los Derechos Humanos de todos nuestros compañeros están dando y la manera en que nosotros podemos aportar como futuros abogados”.

Por su parte Camila Letelier, de quinto año, detalló que “mi primera labor fue visitar distintas comisarías, principalmente en Quilpué, para ver la lista de detenidos, ir a calabozos y verificar que estuviesen bien y que pasaran a control de detención, es decir, que todo se ajustase a la legalidad. No obstante, en un principio fue dificultoso ya que Carabineros se negaba a dar información. Luego comencé con trabajos de redacción de querellas, a recibir relatos -muchas veces indignantes-, para darles un cause jurídico y luego querellarse por delitos que hubiesen cometido los carabineros respecto de ellos, principalmente apremios ilegítimos, lesiones, entre otros. Es un trabajo que ha sido muy enriquecedor, y siento que podemos aportar mucho con las herramientas que nos da la universidad. Además, se ha formado un ambiente muy colaborativo y de mucho compromiso entre estudiantes y profesores, donde nosotros vamos al Consultorio y ellos nos orientan en cómo abordar una querella, considerando que muchos no habíamos tenido acercamiento a los procedimientos penales -en virtud de que la Clínica Jurídica por regla general no acoge causas penales-, pero ahora lo tenemos, y ha sido muy enriquecedor. Ahora sabemos que siempre hay un equipo detrás, de compañeros y docentes que están ayudando en esta labor tan compleja de intentar dar un marco jurídico a todo esto que está sucediendo, una defensa propiamente tal a las personas que han visto sus Derechos Humanos vulnerados”.

Mauricio Figueroa, alumno de cuarto año, recalcó que “nadie está preparado para una situación como ésta, porque en esta ocasión nos enfrentamos a la violencia estatal más feroz que hayamos visto desde el retorno a la democracia.  Lo que nos ha permitido hacerle frente a esta ola de represión, ha sido el valor de cada uno de quienes participamos y la voluntad colectiva en la defensa de los DD.HH. Yo participo en tres de las cuatro áreas: visitar las comisarias a fin de comprobar si quienes están desaparecidos están ahí; en los centros de salud orientamos jurídicamente a las víctimas de la represión y con ello obtenemos relatos para generar querellas; y por último, en los juzgados de garantía asistiendo a las audiencias para observar el estado de los detenidos y si han sufrido malos tratos por parte de agentes del estado. Si bien me parece autorreferente referirme a una instancia de aprendizaje y que es bastante temprano para poder hacer una revisión exhaustiva de lo acaecido, creo que es importante rescatar el rol de los abogados y estudiantes de Derecho al servicio de su pueblo. Hoy estamos en todos los espacios protegiendo los derechos de quienes han sido sistemáticamente marginados por el sistema político económico del país y que ante el ejercicio de sus derechos se han visto reprimidos por el poder. Debemos destacar el gran nivel de articulación y la voluntad de nuestros compañeros y compañeras que se han sumado a este trabajo, haciendo a un lado sus diferencias. Hoy existe una tarea más grande que nos convoca. ¡A refundar Chile!”.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest