Foto-9

Homenaje a Victorio Pescio contó con asistencia de sus familiares

Con la asistencia de familiares directos del fundador de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, Victorio Pescio Vargas, se realizó el coloquio “De Victorio para Victorio. La obra de un soñador”, cuyo expositor principal fue el licenciado en Ciencias Jurídicas de la UV, abogado y presidente de la Sociedad de Historia de la provincia de Marga-Marga, Ricardo Loyola.

La actividad estuvo organizada por el grupo estudiantil Centro de Estudios de Derecho Privado “Victorio Pescio”, pertenenciente a la Escuela de Derecho UV y se efectuó en la Sala de Consejo Italo Paolinelli de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Asistieron profesores, estudiantes, funcionarios  y la sobrina directa de Victorio Pescio, señora Norma Pescio Jovenich, junto a sus hijos Lars Christiansen Pescio y esposa e Inga Christiansen Pescio.

Los parientes de quien fuera director y principal impulsor de la construcción de este edificio, fueron recibidos por los profesores Críspulo Marmolejo, Ricardo Salas, Inés Robles y Camilo Arancibia, en representación de la Dirección de la Escuela, quienes recibieron como obsequio el libro “Breve Historia Ilustrada de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso”, de los autores Ricardo Loyola y Agustín Squella, como testimonio de su ilustre visita.

Seguidamente, se ofreció la conferencia sobre la vida y obra de Victorio Pescio, que incluyó material audiovisual e incluso audios originales del personaje, lo que contribuyó a crear un especial ambiente de emotividad ente los asistentes.

Ricardo Loyola recordó a Victorio Pescio como uno de los grandes mentores no solamente académico de esta Escuela, sino que del edificio que la alberga. Este inmueble fue considerado un verdadero lujo para la época en que fue construido (años 50) y para la idiosincrasia porteña. Para Victorio Pescio, quien fue director por más de 28 años (desde 1936) de este plantel, su construcción se transformó en una verdadera obsesión. No descansó hasta verlo terminado e inaugurado oficialmente.

Loyola repasó desde el nacimiento hasta la muerte de Pescio, ocurrida en 1968 a raíz de un infarto cardíaco. Sus restos, comentó, incluso fueron velados en la Sala de Consejo de la Facultad.

Destacó especialmente su afán por dotar al naciente curso fiscal de leyes de un recinto digno y moderno, acorde a la formación de excelencia a la que aspiraba ofrecer a la juventud chilena. “Buscó financiamiento en forma inagotable, hasta que después de muchos avatares, fue aceptado su proyecto por la Universidad de Chile, el alma mater de esta Escuela de Derecho”, explicó Ricardo Loyola.

La conferencia culminó con un intercambio de experiencias y comentarios por parte de los asistentes, quienes no disimularon su admiración y emotividad al recordar pasajes biográficos y de la obra de Victorio Pescio.

El profesor Antonio Pedrals, quien fue su alumno, dijo que Pescio “fue la figura más extraordinaria que ha pasado por esta Escuela” y lo calificó como “un príncipe, un sabio, con tremendo interés por el arte y la cultura y con una capacidad de trabajo impresionante”.

Por su parte, la sobrina de Victorio Pescio, Norma Pescio, recordó que su tío era un amante de las óperas y que en su casa tenía una biblioteca impresionante. “Era trabajólico, sin dudas. Escribía sus libros a máquina los domingos y cuando tenía que alegar en un juicio, prácticamente no dormía. Viajaba constantemente a Roma y dictaba conferencias. Era todo un personaje y acá en Valparaíso, su casona era maravillosa, con cancha de tenis y piscina, siempre tenía invitados honorables. Era un soñador y gracias a ese espíritu consiguió muchas cosas, en especial por su querida Escuela de Derecho”.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest