IMG_0784

Estudiantes de primer año 2019 recibieron bienvenida de autoridades de Facultad y Escuela de Derecho UV

En la jornada el profesor doctor Agustín Squella ofreció una charla sobre los derechos y deberes de los estudiantes.

Más de 140 nuevos estudiantes fueron acogidos en su primer día como miembros de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, en la ceremonia de bienvenida que estuvo encabezada por el decano de la Facultad de Derecho, Alberto Balbontín; la secretaria de la Facultad de Derecho, Inés Robles; el director de la Escuela de Derecho, Claudio Oliva; la secretaria académica de la Escuela de Derecho, Claudia Cozzani; y el profesor y Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 2009, Agustín Squella, quien ofreció una charla a los asistentes.

En la oportunidad, el decano Alberto Balbontín, dio la bienvenida a los nuevos estudiantes y los felicitó, “porque han ingresado a una escuela donde no entran todos los que quieren, sino aquellos que han obtenido los requerimientos suficientes, y han logrado ingresar a una de las cinco escuelas de Derecho más antiguas del país”.

“Estudiar Derecho significa comprometerse con una sociedad que requiere respeto por la convivencia pacífica, que implica la tolerancia a las ideas discrepantes a las nuestras, pero que nos permiten tener una vida tranquila, de orden y respeto a nuestros derechos y a los de los demás. Por lo tanto, estudiar esta carrera implica comprometernos a que nuestra sociedad sea susceptible de ser vivida en paz, respetando las diferencias que cada uno tenga respecto de las distintas cuestiones de la vida”, agregó.

Finalmente, instó a los nuevos estudiantes a estudiar la carrera con responsabilidad. “Su ingreso a la educación superior significa también para una gran responsabilidad y compromiso, porque inician una etapa llena de aprendizajes y nuevas experiencias. Pero, así como les he recomendado asumir el compromiso de la responsabilidad con sus estudios, les quiero decir también que aprovechen esta oportunidad de disfrutar la juventud, en la universidad se puede tanto pasarla bien, como se debe estudiar y trabajar para tener éxito dentro de los tiempos en que está programada la carrera”, cerró.  

Por su parte, el director Claudio Oliva, se refirió a la reciente acreditación de la Escuela de Derecho, indicando que “el año pasado nuestra carrera fue acreditada por tercera vez, y lo fue por siete años. Nos convertimos en la tercera escuela de Derecho en Chile en obtener la máxima acreditación posible, y además en la primera estatal y de regiones. Pero además somos una escuela de Derecho pública, y creemos que eso significa que debemos ser muchas cosas, en primer lugar y antes que ninguna otra, un lugar de tolerancia, de pluralismo, de no solo respeto, sino de valoración por la diversidad”.

“Ustedes recogen una posta que ha pasado por las manos de muchas generaciones, y tenemos todos una responsabilidad de que esto continúe así. Nuestro primer objetivo es que ustedes logren una buena formación, pero al hacer eso, sin duda también contribuirán a que esta escuela pueda seguir teniendo el prestigio y calidad que tiene, y pueda incluso incrementarlo”, añadió.

Finalmente, explicó que “este es un lugar de diversidad, no hay opiniones religiosas, políticas, filosóficas, ni estéticas establecidas, aquí se busca el debate desde distintas posiciones, pero eso no significa que no haya valores compartidos. Uno es el propio pluralismo, y el otro es el interés que tenemos porque una escuela de estas características, pública, pluralista y tolerante, pueda seguir siendo un lugar de excelencia, y tal vez lo más importante que se necesita para ello, es que una universidad como esta pueda funcionar apropiadamente, de modo que pueda cumplir su tarea, y eso les pido que lo tengan muy presente: tendrán que tomar muchas decisiones, y cuando las tomen, algo que deberían tener en la mente es si ayudan o no a que esta universidad pueda seguir creciendo en su prestigio”.

Finalmente, el profesor Agustín Squella, ofreció una charla acerca de lo que significa ingresar a la educación superior, y los derechos y deberes de los estudiantes.

“Sócrates interrogaba a sus contemporáneos para dejar al descubierto que no sabían lo que creían saber, que sabían menos de lo que creían saber, o que sabiendo algo, no disponían del lenguaje apropiado para transmitirlo de manera clara y persuasiva. Es decir, lo movía el hacer patente la ignorancia de contenidos o de lenguaje, pero no para fastidiar, hacer sentir mal, o adoptar una posición de superioridad intelectual, sino que para transmitir la idea de que solo si se asume la propia ignorancia, es posible hallar el punto de partida que se requiere para ponerse en marcha a lo que a conocimiento se refiere. En ese sentido, la universidad es el lugar donde nos hacemos conscientes de nuestra propia ignorancia, y en el que, por lo mismo, es posible realizar un trabajo colaborativo para abandonar ese estado de ignorancia”, explicó.

Añadió además que “a la universidad no se va a aprender a aprender, sino que se viene a aprender algo, que en el caso de ustedes es Derecho. La universidad es la institución de educación superior de más alto rango en ese sector, por lo que hay que tomarse en serio la palabra “superior”, no para intimidar a quienes llegan a ella, sino para hacerles ver que habrá exigencias a la altura de dicha palabra, y que buena parte de lo que les espera dependerá de su propio esfuerzo”.

“En la universidad profesores y estudiantes tienen derechos que ejercer, pero también deberes que cumplir. Cuando se pide educación superior de calidad, lo que se pide es exigencia para profesores y estudiantes, y la calidad nunca va de la mano con la facilidad. A diferencia de otros niveles de la enseñanza, la educación superior no se impone, sino que se elige, y nunca se es más responsable de algo que cuando se lo elige, porque elegir es comprometerse con lo que se escoge. Ustedes eligieron una carrera, tomaron un compromiso, pero no todo depende de ustedes, en parte depende de nosotros, de los profesores, de las autoridades, de la universidad, de la infraestructura, etc.”, cerró.

Durante la semana de bienvenida, los estudiantes de primer año 2019 participaron en diversas actividades de inducción y de orientación por parte de profesionales de la Secretaría de Estudios; de Asistencia Social; de Biblioteca; del Comité Paritario y de la mesa directiva del Centro de Estudiantes de la carrera. Además, debieron rendir exámenes de diagnóstico en distintas materias.

Todas las fotografías de la jornada de bienvenida a estudiantes de primer año 2019 se puede revisar haciendo clic aquí.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest