foto Cris

Escuela de Derecho cuenta con nuevo Doctor, el Profesor Críspulo Marmolejo.

El profesor  obtuvo recientemente su grado de Doctor en la Universidad de Chile, realizó su tesis de investigación doctoral denominada, “Modelos de Agencias en el marco de una perspectiva actual sobre el Estado regular”,  con la dirección del profesor Doctor, Luis Cordero.

El tribunal de evaluación estuvo compuesto por los Doctores de la Universidad de Buenos Aires, Carlos Balbín, de la Universidad Diego Portales, Matías Guiloff y de la Universidad de Chile, Raúl Letelier Wartenberg,  Diego Pardow y Pablo Mañalich, este último presidiéndolo.

Su trabajo estuvo basado en la examinación de un modelo de agencias supervisoras de los mercados en Chile en el que contrastó con varios tipos y clases de entidades de otros países. En este sentido el profesor Marmolejo, ahora Doctor, señala que, “mi interés en estudiar agencias viene de muchos años, pues uno de mis primeros trabajos profesionales estuvo vinculado a materias de Mercado de Valores, y cuestiones relativas a la fiscalización de dichos mercados. Posteriormente, tuve el privilegio de integrar otra entidad que se ocupa esencialmente de funciones jurisdiccionales con relación a la conducta de agentes de diversos mercados”.

Agrega que, “concibo que una economía de mercado, que se estructura sobre estándares de libertad, certeza y trasparencia, requiere de agencias reguladoras eficaces y diseñadas racionalmente conforme a las mejores prácticas, conocimientos y experiencias internacionales. Es esta un área en que la observación de la práctica profesional resulta absolutamente crucial”.

La tesis mira dichos diseños institucionales conforma a la óptica de un análisis económico del Derecho que, a juicio del académico, consiste en realizar una aproximación al estudio de las instituciones legales mediante la aplicación de categorías microeconómicas.

Manifiesta que fue un trabajo intenso, desafiante y muchas veces agotador, pero reconoce que ha sido satisfactorio por concluir con éxito una etapa fundamental en los que se vincula a estudio e investigación.

“Valoro mucho este proceso, pero también recuerdo las palabras de un profesor – hoy fallecido y a quien mucho aprecie – que mientras vivía en Estados Unidos, usualmente reflexionaba sobre estos logros donde él me relataba que las personas felices y satisfechas con su vida, no apoyan sus proyectos solo en estos grados, debido a que me insistía que lo fundamental para un académico es trabajar convencido que su misión está fundamentalmente centrada en la formación de estudiantes y en el servicio a los demás. Siempre he creído que la experiencia más profunda y real de la vida académica suele estar más vinculada con la interacción que con el aislamiento”, manifiesta.

 

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest