Foto-7

Enriquecedor análisis de la realidad laboral chilena en sesión inaugural de Escuela Sindical 2014

Un atractivo panel de expositores exhibió la sesión inaugural de la Escuela Sindical 2014, iniciativa de un grupo de estudiantes de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso que tiene como objetivo ofrecer una capacitación en temas de legislación laboral a dirigentes sindicales y trabajadores de la zona, en forma totalmente gratuita.

En el acto de apertura de la temporada 2014, realizado en la sala 10 de la Escuela de Derecho UV, participaron en el panel denominado “La realidad del trabajo en Chile” la antropóloga de la Fundación Sol, Valentina Doniez; la escritora Diamela Eltit; el presidente y el secretario del Sindicato Starbucks, Andrés Giordano y Antonio Páez, respectivamente. Actuó como moderadora la profesora asesora de la Escuela Sindical, Daniela Marzi.

Al iniciar la ceremonia, el presidente del departamento de Derecho del Trabajo de la Escuela de Derecho UV, profesor Camilo Mori, dio la bienvenida a los asistentes, entre los que se encontraban docentes, trabajadores, dirigentes sindicales y sociales y estudiantes.

A los alumnos de la Escuela Sindical los instó a capacitarse permanentemente en los temas laborales y al marco legal que los rige, ya que, dijo “un dirigente sindical que no se capacita, mal puede defender los derechos de sus asociados y por eso en esta instancia se les ofrecen herramientas para que puedan ser mejores dirigentes”.

La escritora Diamela Eltit, quien se caracteriza por sus reflexiones sobre la sociedad chilena y su identidad cultural, contó cómo fue configurando e imaginando su narración en el libro de su autoría Mano de Obra, en el que va relatando la vida cotidiana con la metáfora del supermercado, señalando que ahí se refleja la economía de mercado en su máxima expresión, tanto en su estructura organizativa como en las interrelaciones entre los trabajadores, jefes y clientes.

“Siempre pensé mucho en el aspecto laboral y en cómo se ha naturalizado esta realidad fantasiosa del supermercado que yo imaginé, en la que se ve el auge del empresariado y se le aprecia como un sujeto salvador del país y no como a hombres de negocios. Todos nosotros dependemos del empresariado, el que opera subterráneamente las siquis de los sujetos, tanto de sus trabajadores dependientes como de los compradores”, comentó la escritora.

En tanto, Valentina Doniez explicó que la labor que realiza la Fundación Sol es visibilizar los distintos temas que afectan al mundo del trabajo y no sólo desde la precariedad del mundo de los trabajadores, manifestó, sino que también de lo que ocurre desde las altas esferas de la sociedad. La Fundación Sol, manifestó, es una ONG que elabora sus propios estudios económicos que generalmente cuestiona las conclusiones exitistas de los organismos gubernamentales, develando realidades que se intentan ocultar, a su juicio, como son las cifras de crecimiento y de desempleo. “Por ejemplo, el tema de la desigualdad está presente en forma escandalosa en nuestra sociedad. Debemos decir que el valor hora de trabajo de una persona que gana el sueldo mínimo es de $1.090.- mientras que el de de un gerente es de $92.000.-“, detalló la socióloga.

Agregó que “la mayor parte de los empleos creados en los últimos cuatro años son subcontrataciones o tercerizaciones, no empleos directos”, explicó, agregando que la Fundación Sol está empeñada en “mostrar a los ciudadanos que el Chile que muestran los medios no es real y que la realidad chilena es muy heterogénea, donde se vive la presión del trabajo de distintas maneras y todas muy duras y precarias”.

Manifestó que en nuestra sociedad “se da la supremacía del empleador que comanda la vida de los trabajadores, a través de contratos a honorarios en el mismo Estado, de subcontrataciones, de jornadas parciales para pagar menos y de sueldos bajos”, acotando que además, la estrategia del empresariado es despolitizar a los trabajadores y desarticular los sindicatos, tratando de concientizarlos para que se sientan colaboradores de la empresa y se desafilien de estas organizaciones.

Finalmente, expusieron sus experiencias los dirigentes del sindicato de la cadena multinacional Starbucks, quienes señalaron sentirse “como el niño símbolo de las luchas sindicales en estos tiempos de gobiernos empresariales”, y describieron todas las herramientas legales que han utilizado -incluso quejas ante la OIT-, para luchar por lo que denominaron “diversas prácticas antisindicales que hemos sufrido, como información falsa a los trabajadores, discriminación e incluso el financiamiento de otra organización para deslegitimizar nuestro sindicato y todo eso bajo la apariencia de una empresa con responsabilidad social empresarial y una happy company, amigable con el medio ambiente y moderna”.

 Acotaron que lo que mantiene en pie a los sindicatos “es la resistencia y el convencimiento de que es importante llevar el trabajo político a las bases. Eso es lo que finalmente generará las transformaciones que esperamos en nuestras vidas. Es una tarea de largo aliento, pero no hay que desanimarse”, manifestaron Andrés Giordano y Antonio Páez.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest