cuadrada contralor regional clase

Contralor regional: “El derecho administrativo no se limita sólo a demandar al Estado”

El contralor regional de Valparaíso, Víctor Merino Rojas, fue invitado a compartir su experiencia profesional con los estudiantes de quinto año de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, en el marco de la asignatura “Taller de inserción profesional”, que dicta el profesor de esta unidad, Eduardo Morales Espinosa.
La idea de esta actividad era que los alumnos de Derecho conocieran cómo trabaja un abogado funcionario público y de qué manera ejerce su profesión en un servicio como el de la Contraloría General de la República.
El contralor regional realizó una reseña histórica de la Contraloría y explicó su forma de funcionamiento, precisando además que este organismo goza de autonomía constitucional porque sus resoluciones las adopta con prescindencia del poder político.
Manifestó además que la administración pública en general, “siempre se topa con la Contraloría en algún momento, asi es que los abogados dedicados a este ámbito tienen que saber realizar los procedimiento y tramitar ante esta institución”.
Entre las funciones inherentes a la Contraloría, señaló que se encuentran llevar la contaduría general de la nación u orden del presupuesto; efectuar toma de razón o análisis de la legalidad de actos administrativos de los órganos públicos (con excepciones) y fiscalizaciones generales.
Detalló que en la Contraloría General de la República trabajan 2.400 funcionarios en total, distribuidos en todas las regiones del país, de los cuales sólo 230 son abogados. En tanto, dijo, en la Contraloría Regional de Valparaíso, trabajan 95 personas y de ellas sólo 11 son abogados.
Víctor Merino señaló que cuando ha estado frente a la necesidad de contratar nuevos abogados, “más que fijarnos en extremo en el nivel de conocimientos que posee e candidato, se toma en consideración su forma de analizar y el olfato que tenga para interpretar lo que quiso decir el legislador. No requerimos personas memorionas o que se sepa leyes recitadas”.
Manifestó que los abogados que han trabajado en la Contraloría “son los más requeridos del área del derecho administrativo. Cuando se pasa por este organismo, es muy fácil que el abogado se ubique en otro lado”.
El contralor regional comentó que “el abogado bueno se nota de inmediato; es busquillas y presta colaboración constante, porque el océano de la jurisprudencia es gigante y tiene que saber bucear y estar dispuesto a moverse”.
Asimismo, instó a los estudiantes a atreverse a explorar su futuro laboral en regiones: “en zonas extremas y en otras provincias hay oportunidades laborales, a veces mejores que en el centro del país y por eso los invito a que estén dispuestos a hacer algunos sacrificios e irse a otros lugares”.
También defendió la disciplina del derecho administrativo como una de las más interesantes y promisorias del campo jurídico, pues dijo que “va mucho más allá de demandar al Estado. La administración pública por ejemplo, da mucho trabajo a los abogados y actualmente todos los estudios jurídicos grandes del país, están exigiendo abogados expertos en derecho administrativo, pues han expandido sus radios de acción. Los abogados administrativistas pueden acceder a buenos puestos de trabajo y son bien remunerados”.
El contralor regional reiteró que el derecho administrativo “no sólo se dedica a “pelear” con el Consejo de Defensa del Estado, también puede asesorar a empresas de distintos rubros, como urbano, de transportes y eléctricas; a funcionarios públicos sometidos a sumarios y que necesitan defensa, que son miles de casos; a casos relacionados con el derecho ambiental, que es muy potente. Es decir, el derecho administrativo no se agota con el Estatuto Administrativo, sino que abarca muchas áreas interesantes de explorar”.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest