Despedida Derecho

“A mi gestión como rector imprimí lo que aprendí y conocí en la Escuela de Derecho”

Aldo Valle realizó reunión de despedida con autoridades y claustro académico de dicha facultad.

Un emotivo encuentro vía online tuvo el rector de la Universidad de Valparaíso Aldo Valle con las autoridades y el claustro académico de la Facultad de Derecho, instancia que forma parte de una serie de reuniones de despedida que se encuentra llevando a cabo la máxima autoridad de la UV para cerrar su gestión al mando de la institución, la cual culmina oficialmente el 1 de julio de este año.

La actividad fue moderada por el decano de la Facultad de Derecho de la UV Alberto Balbontín, y participaron Inés Robles, secretaria de Facultad; Claudio Oliva, director de la Escuela de Derecho; Claudia Cozzani, secretaria académica, y docentes pertenecientes a la unidad académica.

El rector inició sus palabras indicando que “me corresponde agradecer honor de elegirme como rector en tres ocasiones, lo cual ha sido un orgullo y gratificación. No he desempeñado este cargo como un sacrificio personal, sino que con entusiasmo, y lo he vivido sinceramente como una responsabilidad y gratificación”.

“A mi gestión imprimí aquello que aprendí en la Escuela de Derecho y lo que muchas veces vi dentro de ella: gestión, cultura y formas de convivir, además de valores y principios que me fueron muy útiles ejerciendo este cargo. Traté de representar mi condición de profesor de derecho en mi desempeño como rector, cuidando que la universidad lograra estabilidad y equilibrio, y recuperar un decoro en el escrutinio público que me correspondió asumir en una situación crítica, y lo enfrentamos con madurez y responsabilidad”, añadió.

Realizó un recorrido por sus años de gestión, comentando que asumió como decano de la Facultad de Derecho en marzo de 2007, y en mayo de 2008 fue electo como rector, iniciando “un periodo para que la UV recuperara y mantuviera un equilibrio entre sus ingresos y gastos. Hoy, además de los resultados positivos a nivel financiero, la universidad ha incrementado significativamente su patrimonio. Pero lograr cada año estados financieros positivos en una universidad como la nuestra no es sencillo, supone aplicación, dedicación y responsabilidad, ejecutar el presupuesto, entender donde es necesario generar los incentivos, autorizar gastos o saber decir que no”.  

“Con grandes esfuerzos para iniciar inversiones a largo plazo, la UV incrementó cerca de 35 mil metros cuadrados construidos en propiedad. Yo me siento con la gratificación y satisfacción que, desde ese punto de vista, no es la misma universidad que yo encontré, es una institución que puede seguir pensando y tiene una capacidad para seguir invirtiendo, y debe seguir haciéndolo”, añadió.

Defensa de la educación pública

El rector Aldo Valle explicó que “tuve iniciativas que obedecían a la necesidad de que la universidad superara su conflicto interno, y además había un entorno institucional, de políticas públicas, que debíamos tratar. Eso me llevó a representar a la UV como presidente del Consorcio de las Universidades Estatales (2012–2015), y luego como vicepresidente del Consejo de Rectores (2015-2020). Demandábamos importantes cambios en la política pública, porque más allá de que las personas formaran parte de algún propósito deliberado, se debía entender que la educación pública es una herramienta fundamental para lograr una mayor cohesión social y paz social, pero también para que la sociedad esté más integrada desde el punto de vista simbólico y representativo. Una población ilustrada es mucho mejor que una población ignorante, desprovista y carenciada, mucho más grave todavía si esa población además tiene grandes necesidades”.

“En algún momento hay que levantar la voz y hacerlo con claridad. La expansión de oportunidades de educación y que el estado juegue un rol en ella sigue siendo relevante, que las posibilidades no pueden depender de la capacidad de pago o de endeudamiento de los estudiantes, y tampoco que el costo de la educación llegara a tener los intereses financieros que llegó a tener. La universidad tiene una misión y un deber, y por eso una parte de mis tareas las dediqué a que se produjera un cambio, porque entendía que en eso también representaba a las universidades estatales en su momento, y a comunidades universitarias del Consejo de Rectores posteriormente”, subrayó.

Agradecimientos

Agradeció a quienes trabajaron con él, destacando que “no habríamos podido hacer lo que logramos si no hubiese sido por el trabajo, idoneidad y compromiso de muchas personas que me han apoyado en esta gran cadena de voluntad”. En este punto, dedicó un homenaje a Teggy López, secretaria de Rectoría fallecida en enero y quien también trabajara en la Facultad de Derecho, indicando que “le tengo una gratitud enorme. Fue de esas personas que anónimamente estuvo acompañándome, ayudando a que no me olvidara de algo, que no dejara algo sin atender. Además, nuestra amistad y confianza nació en la Escuela de Derecho”.

“Siempre me hice el deber de integrar la rectitud en mis actos y decisiones, poniendo por delante el interés superior de la universidad, porque es el principal honor que uno puede hacer a quienes han confiado para que desempeñe una responsabilidad como ésta. Los resultados pueden ser opinables, pero me interesa expresarles que hice un gran esfuerzo por obrar, actuar y decidir sobre la base de virtudes y valores. La universidad es una institución que debe reclamar para sí una integridad y una consistencia, que es a su vez fundamental para que pueda educar, formar y tener una palabra válida, y yo creo que el país va a necesitar mucho más de sus universidades. Nosotros seguimos siendo fieles a esa confianza pública que nos entrega la sociedad”, cerró.

El decano de la Facultad de Derecho Alberto Balbontín le agradeció a nombre de las autoridades y claustro académico, destacando “su afán de servir la causa de la defensa de la universidad, la regulación tras una profunda crisis, y la defensa de la universidad pública. Lo esperamos con los brazos abiertos a su regreso para que vuelva a nuestras aulas a impartir docencia y a compartir la amistad que hemos desarrollado durante tantos años”.

Finalmente, la profesora Patricia Reyes, a nombre de los docentes de la Escuela de Derecho, mostró un galvano preparado para el rector Aldo Valle en reconocimiento y gratitud por su gestión, el cual le será entregado cuando se retomen las actividades presenciales.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest