Estudiantes y profesores de Derecho UV imparten taller sobre DD.HH. a mujeres privadas de libertad

Como una iniciativa que beneficia a todos los involucrados y que se espera se siga prolongando en el tiempo, fue calificado el Taller “Mujeres sin rejas”, impartido a internas del Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Valparaíso, por estudiantes y profesores de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, con la colaboración de Gendarmería de Chile y la Secretaría Regional Ministerial de Justicia.

El objetivo de este taller, fue capacitar a un grupo de mujeres privadas de libertad, a través de la entrega de conocimientos fundamentalmente sobre derechos humanos, para prepararlas mejor para su pronta reinserción social. Para ello, se desarrollaron clases durante 10 semanas durante el segundo semestre de 2017 en temas como defensoría penitenciaria, derecho al trabajo en contexto privativo de libertad, derecho a la educación, derecho a la salud y derecho de  familia, las que fueron abordadas desde una perspectiva tanto teórica como práctica.

El acto de clausura del segundo ciclo del taller “Mujeres sin rejas” se realizó en dependencias del CPF y asistieron el seremi de Justicia (s), Omar Morales; el seremi de Gobierno, Mario Lagomarsino; la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Filomena Navia; el director de la Escuela de Derecho UV, Claudio Oliva; la profesora coordinadora del Núcleo de Estudios Penitenciarios de esa unidad académica, Dra. Marcela Aedo; las 16 internas que realizaron el curso y algunos familiares y una decena de estudiantes de Derecho que formaron parte del proyecto.

En la oportunidad, el director Claudio Oliva, manifestó que “esta actividad no es frecuente para una Escuela de Derecho y creo que debe irlo siendo cada vez más”, agregando que un plantel de este tipo, “aparte de sus actividades habituales, como es formar abogados, debe llevar la noción de sus derechos humanos a aquellas personas que tienen más riesgos de ver sus derechos en peligros” y acotó que esta iniciativa, “debe proyectarse hacia el futuro”.

La autoridad académica dijo que “debemos aspirar a sociedades donde exista mucho menos gente privada de libertad y que aquellos que estén en esa situación, la vivan con toda la dignidad que corresponde y con la expectativa cierta de que tendrán una vida mejor que cuando llegaron aquí, una vez que abandonen este recinto”.

Agradeció “al ministerio de Justicia y a Gendarmería por brindarnos esta posibilidad y a los profesores de nuestra Escuela de Derecho, en especial a Marcela Aedo que ha dirigido esta iniciativa y también a los estudiantes que son quienes con mayor entusiasmo han traído alegría a este recinto y a las internas estudiantes. Es una actividad de mutuo beneficio”.

Por su parte, la profesora Marcela Aedo agradeció la voluntad de los estudiantes de Derecho, “que fueron el motor de la organización y a las internas alumnas por su participación, como también a Gendarmería y a la seremi de Justicia, porque les han abierto las puertas de los recintos penitenciarios a la universidad, para ver cómo podemos mejorar las posibilidades de la internas a través de la herramienta del Derecho”.

La académica explicó que por medio de este proyecto, “queremos reforzar la labor pedagógica que tiene la universidad, a través de la pedagogía de la confianza, esto es creer en el otro y en sus posibilidades”, precisando que este concepto significa “que cada uno de nosotros es dueño y protagonista de su propia vida; creemos en las mujeres privadas de libertad; en su saber y sus competencias, son alegres, con fuerza, con capacidad y por lo tanto van a salir adelante, por ellas y sus familias; la universidad confía en eso”.

La profesora Aedo acotó que “la idea es que tengan presente la perspectiva de género, que es darle protagonismo a las voces de las mujeres que se encuentran en la situación de privación de libertad, que entendemos es transitoria y que entiendan que la vida continúa”.

En representación de la Dirección General de Gendarmería, intervino la comandante Sandra Toledo Valenzuela, quien manifestó que “la promoción y protección de los derechos humanos es una de las principales labores de Gendarmería, es por ello que en noviembre de 2014 se creó en la región de Valparaíso la Unidad de Protección y Promoción de Derechos Humanos, que se ha abocado a desarrollar una serie de iniciativas, como periódicas capacitaciones a personal de la institución y a la población penal de la zona. Así también se inició este trabajo conjunto con la Escuela de Derecho UV y la seremi de Justicia”.

Reiteró que “este taller es una muestra de que el trabajo colaborativo genera muy buenos dividendos, por eso agradezco a cada uno de los involucrados en esta iniciativa que tiene como grandes beneficiarias a nuestras mujeres”.

En tanto, el seremi (s) Justicia Omar Morales, señaló que esta capacitación a las internas, “ha sido muy relevante; es una instancia para generar un acercamiento con la academia, que tiene un rol muy potente y que debe estar mediatizado por la realidad. Vamos a abogar para que podamos tener una tercera versión del taller, porque la instancias de capacitación redundan en mejor calidad de vida para las internas y sus familias”.

Las mujeres privadas de libertad que cursaron este programa, recibieron sus diplomas respectivos, que acreditan su participación y aprobación de las materias tratadas.