Carrera de Derecho UV obtiene 6 años de acreditación

Orgullo y satisfacción en toda la comunidad de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, se puede percibir tras conocerse la decisión de la Agencia Acreditadora ACD, de acreditar a la carrera de Derecho UV por un período de seis años, consolidándose de esta manera como una de las mejores Escuelas de Derecho del país.

La Vicerrectoría Académica y la Dirección General de Desarrollo Institucional y Aseguramiento de la Calidad de la Universidad de Valparaíso, felicitaron “a las autoridades y comunidad de la Facultad de Derecho, al Comité de Autoevaluación, cuerpo académico y funcionarios de la Escuela de Derecho y en particular a su Director, profesor Claudio Oliva por tan importante resultado”.

En tanto, las autoridades de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y de la Escuela de Derecho, esta acreditación constituye un logro relevante y un reconocimiento a la excelencia y el rigor académicos que han caracterizado a esta unidad desde su creación, así como al constante trabajo de perfeccionamiento docente, desarrollo de la investigación y actualización de su malla curricular.

Sobre el proceso, el decano de Derecho y Ciencias Sociales, Alberto Balbontín Retamales, manifestó que “la exigencia de acreditación supone un gran desafío para las comunidades universitarias que asumen el compromiso de enfrentarlo, porque pone en tensión a todos sus integrantes, y requiere el trabajo de  profesores, estudiantes, y funcionarios, así como también de sus ex alumnos y empleadores que acceden a prestar su testimonio sobre la percepción que tienen de la institución que se somete a dicha evaluación externa”.

Agregó que “contar con una información preliminar sobre una acreditación por 6 años, debe ser motivo de una gran satisfacción, por el reconocimiento al trabajo bien hecho a lo largo de los 6 años anteriores, en que no nos conformamos con ese gran hito, sino que seguimos haciendo esfuerzos por mantener a nuestra Escuela en sintonía con los requerimientos que nos impone el entorno, donde no solo debemos mostrarnos como una Escuela de Derecho que conserva su nivel de excelencia, sino que hemos debido redoblar los esfuerzos para superar las dificultades que, crecientemente, se van imponiendo a las universidades estatales, y que limitan sus potencialidades”.

El decano felicitó “a todos los que trabajaron en la Escuela de Derecho, de manera muy especial al equipo que preparó el informe de autoevaluación, al Director Claudio Oliva que lideró el trabajo, y nuestra gratitud  al personal de la Dircal que  colaboró estrechamente con el equipo interno”.

En tanto, el director de la Escuela de Derecho UV, Claudio Oliva Ekelund, dijo que esta nueva acreditación por 6 años “es una muy buena noticia y de un logro muy relevante, cuyo mérito es ampliamente compartido por académicos, funcionarios, estudiantes y directivos de los tres niveles en que se organiza la Universidad de Valparaíso, y también por aquellos que a lo largo de nuestra historia más que centenaria han construido el acervo sobre el que se erige nuestro actual desarrollo”.

Agregó que “se trata del reconocimiento a una Escuela de Derecho que busca la excelencia para los tiempos de hoy desde lo mejor de su tradición; que, a partir de un pluralismo realmente vivido y no meramente declarado, ha perfeccionado su modelo educativo, incrementado su investigación, desarrollado un postgrado serio, mejorado su infraestructura, enriquecido sus canales de participación y fortalecido su vinculación con el medio, entre otras muchas cosas, mediante la mejora continua de su prestigiosa Clínica Jurídica”.

El profesor Oliva, agradeció a toda la comunidad de la Escuela de Derecho por participar activamente e interesarse en el proceso de acreditación. “Quiero agradecer de modo especial a quienes trabajaron más directamente en el proceso de autoevaluación y acreditación. En primer lugar, por cierto, a la profesora Patricia Reyes, que coordinó de manera verdaderamente ejemplar las labores aludidas. También a los demás integrantes del Comité de Autoevaluación: las profesoras Inés Robles, Cristina Bonifaz y Paula Gutiérrez, los profesores Ricardo Saavedra y Críspulo Marmolejo, las coordinadoras administrativas de la Facultad y la Escuela Angélica Jofré y Claudia Silva y la estudiante Camila Fuentes. Todos ellos, con el apoyo de la periodista de la Facultad Carla Urbani, las secretarias Danae Ahumada y July Riquelme y el estudiante Daniel Toutin, conformaron un equipo a la vez eficaz y encantador, que, a la par de realizar sobresalientemente su tarea, mostró una alegría y un entusiasmo contagiosos, que nos hacen muy bien”, manifestó.

El director Claudio Oliva, señaló que agradecía igualmente al Decano de la Facultad Alberto Balbontín, “por su constante apoyo a la Escuela en esto y en todo lo demás, a mi antecesor Ricardo Saavedra, ya mencionado, que impulsó muchos de los progresos que nos han sido reconocidos ahora, a la Secretaria Académica Inés Robles, también ya mencionada, por la labor fundamental que realiza para la carrera desde su exigente cargo, a nuestro Rector Aldo Valle, por ofrecernos el contexto de una Universidad que progresa, a los directivos y funcionarios de la Dirección de Gestión de la Calidad de la Universidad, y especialmente a Cristina Fierro, Silvana García y Sebastián San Martin, que nos brindaron una asistencia permanente y valiosa en este proceso, y a los egresados y empleadores que nos proporcionaron la insustituible mirada externa”.

Origen y presente

La Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso tiene su origen en la creación del Curso fiscal de Leyes de Valparaíso, en 1911, que responde a la inquietud social de contar con una alternativa laica de enseñanza jurídica. En 1928 adopta la denominación de Escuela de Ciencias Jurídicas y Sociales y pasa a ser sede de la universidad de Chile. En 1981, se constituye en la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso.

La unidad académica se encuentra actualmente en un activo proceso de modernización, destinado a compaginar su propósito permanente de entregar una formación jurídica de calidad, en un ambiente de tolerancia, pluralismo y libre de todo tipo de dogmatismos, con los requerimientos de innovación, flexibilidad y dinamismo propios de la sociedad de la información en la que actualmente vivimos. Para tal efecto, se ha puesto énfasis en el perfeccionamiento de los académicos, en la formulación de una oferta coherente de postgrados y postítulos y en la renovación de los programas y planes de estudios.

La Escuela de Derecho UV estaba acreditada por 6 años, (período diciembre 2012-enero 2018) y ahora nuevamente obtuvo esta certificación de calidad por igual cantidad de años, siendo el máximo a acceder, 7 años.