Presentan primer libro que recoge inéditos y valiosos antecedentes históricos de la Escuela de Derecho UV

Diez años de investigación y estudio, arrojaron como fruto una investigación que se recopila en un libro de dos tomos, que suman más de mil páginas, titulado “El Curso Fiscal de Leyes de Valparaíso (1878-1934)”, cuyo autor es el abogado y ex alumno de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, Manuel Vergara Rojas.

Esta valiosa obra, que detalla un período poco conocido de los orígenes de la Escuela de Derecho UV, fue presentado en un acto que se realizó en el Aula Luis Vicuña Suárez de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, el que estuvo encabezado por el director de la unidad académica, profesor Claudio Oliva y por el coordinador de Patrimonio y Acervo Cultural, profesor Camilo Arancibia. Asistieron además académicos, estudiantes, ex alumnos abogados e invitados especiales.

El director de la Escuela de Derecho UV, Claudio Oliva, manifestó que “no es frecuente que se presenten libros sobre nuestra propia historia; es algo excepcional y por eso este acto tiene un gran valor”.

Agregó que “el hecho de que una institución cumpla 106 años de existencia, implica responsabilidades y riesgos”, precisando que los últimos son fundamentalmente dos: “permanecer anclada a su pasado y no cambiar el modo en que el mundo lo exige; o bien, cambiar al punto de perder su identidad”.

La autoridad dijo que “el desafío está en ubicarnos en un punto intermedio, que significa progresar, cambiar, evolucionar y mejorar, pero siempre con los pies bien puestos en los cimientos de lo mejor de nuestra tradición”.

Además, sostuvo que “me temo que conocemos poco de nuestra historia institucional y que al revisarla, siempre encontramos sorpresas y hechos relevantes que desconocíamos. Por ello, lo que ha hecho Manuel Vergara por la Escuela, es de un enorme valor; es un gran servicio prestado a nuestra Escuela, que lo ha hecho sólo por amor a la institución, con generosidad y sin ningún ánimo de lucro”.

El profesor Oliva destacó que en la obra de Manuel Vergara “hubo un trabajo de investigación previa enorme, meritorio y encomiable; una revisión muy minuciosa de la prensa que muestra el activo debate que había en la época sobre cómo debía ser la educación en Chile y del cual surgió este curso fiscal de leyes”.

Asimismo, recalcó que en el libro “se rescatan muchas figuras que no se suelen mencionar. Siempre se señalan siempre los más conocidos, como Eduardo de la Barra, pero hay otros, como el senador liberal Guillermo Rivera, que fue el más importante promotor de la creación del curso fiscal de leyes, sobre lo cual poco se sabe”.

“NUESTRA TRADICIÓN NO ES UN LASTRE”

Por su parte, el profesor Camilo Arancibia señaló que “este libro es muy valioso, es un motivo de celebración, de regocijo intelectual y de análisis del momento que vivimos como universidad pública y como Escuela de Derecho”, agregando que “saber cómo se genera nuestra institución, es reconocer también su sello, sus valores y principios”.

Comentó que esta obra “es fruto del trabajo por 10 años en torno a un único tema, que es el origen de nuestra Escuela de Derecho. Nunca se había hecho con el detalle, rigurosidad y con el cariñó que la institución merece y en este caso,  el autor no sólo resguarda del olvido datos perdidos de nuestra fundación, sino que además los ofrece mediante una prosa cuidada, entretenida y profunda, lo que también señala el profesor Antonio Pedrals en la presentación escrita del texto”.

Camilo Arancibia opinó que “dos tomos que alcanzan más de mil páginas, pone de manifiesto el rigor y entusiasmo que lleva al autor a plasmar esta investigación en una obra, que se divide en 7 partes, pasando por la enseñanza del derecho en Valparaíso, los cursos libres de leyes desde 1878 a 1904, nuestro curso fiscal como tal, de 1911, la mutación a la Escuela de Ciencias Jurídicas y Sociales, para terminar con el ascenso en el poder del director Victorio Pescio”.

El docente sostuvo que a través de este libro, se puede apreciar el nacimiento de la Escuela de Derecho UV “desde lo material hasta lo espiritual. Desde los pupitres, las pizarras, hasta los valores que desde siempre hemos propugnado de tolerancia y pluralismo, no como lastres, sino como una tradición que debe honrarse”.

Calificó al autor como “un destacado abogado, que arremete como un historiador muy lúcido y más que eso, un académico de nota”.

“Este acto, puntualizó, corresponde a la presentación de un libro, pero también es una forma de destacar a aquellos de los nuestros que de forma desinteresada, restándole horas al sueño, al trabajo, a su vida, crean una obra que se inscribe en lo más alto de nuestra historia como institución. Ese es el trabajo académico puro, que no mira a los resultados ni a los índices de productividad. Está pleno de sentido y vale por el sólo hecho de su creación”.

“FUE SOLICITUD DE LA COMUNIDAD”

Por su parte, el autor del libro, Manuel Vergara, explicó que por iniciativa propia comenzó a realizar este trabajo de investigación. “Mi intención era continuar con los esfuerzos de anteriores investigadores y ofrecer a la comunidad universitaria una obra que retratara los aspectos históricos de la institución. Los resultados obtenidos en mis indagaciones rebasaron mis proyecciones más conservadoras”.

Recordó que en 1911, “el Estado, a través de la Universidad de Chile, asume definitivamente, no sin cierta renuencia, su actividad en la entonces provincia de Valparaíso, dando un paso más para ampliar territorialmente su función pública educacional en el ámbito universitario, rompiendo con su misión nacional radicada principalmente en Santiago”.

También relató varios hitos históricos y anécdotas que rodean la fundación de este plantel, aclarando que “si se indagan detalladamente los aspectos más profundos del tema, podemos apreciar la relevancia de la Escuela de Derecho en la historia de la Universidad de Valparaíso”.

Agregó que “podemos establecer que el proceso de creación del Curso Fiscal de Leyes como escuela jurídica universitaria, en la búsqueda de la neutralidad ideológica en dicho ámbito, es una marca distintiva también de la Universidad de Valparaíso como institución de educación superior estatal, constituyendo uno de sus grandes capitales”.

Manuel Vergara explicó además que “el surgimiento de las diversas escuelas de la universidad, tuvo como antecedente la solicitud de la comunidad, que pidió al Estado asumir su rol en la educación superior, dando una base comunitaria y regional”.

Entre los aspectos desconocidos de la “prehistoria” de la Escuela de Derecho UV, relató “la temprana irrupción de la mujer en la educación universitaria en la provincia de Valparaíso, lo que hizo que muchas de sus primeras alumnas tuvieran un destacado papel en los ámbitos en que se desempeñaron”.

Destacó que la importancia de la Escuela de Derecho en la historia de la UV “es enorme, lo que constituye un gran orgullo. Sólo para ejemplificar, debemos destacar que de los seis rectores que ha tenido la institución, cinco han sido abogados y profesores de la Escuela de Derecho”.

Ejemplares de este libro se encuentran disponibles en las siguientes bibliotecas: de las Facultades de Derecho y Humanidades UV; de la Escuela de Derecho, Instituto de Historia y Fondo Budge de la PUCV; en la Facultad de Derecho y unidad de Postgrado de la Universidad de Chile y en el departamento de Historia de ese plantel; en la Biblioteca del Congreso Nacional (sedes Valparaíso y Santiago); Corte de Apelaciones de Valparaíso, Corte Suprema, Colegio de Abogados (Santiago y Valparaíso); Biblioteca Santiago Severín de Valparaíso (sección Investigadores); Biblioteca Nacional; Biblioteca del Museo Marítimo Nacional y en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción.