Expertos coinciden en que las cárceles son lugares violentos y no propicios para la rehabilitación e inserción social de los reos

La prisión y las múltiples debilidades que presenta actualmente como método para castigar y rehabilitar las conductas de los condenados por cometer diversos delitos, fue el tema principal que se analizó en el seminario “La cárcel como pena, hoy”, realizado con motivo del 106º aniversario de la fundación de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso.

La actividad estuvo encabezada por el director de esa unidad académica, Claudio Oliva Ekelund y tuvo como principal orador invitado, al académico de Derecho Penal y Criminología de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, Dr. Iñaki Anitua, quien desarrolló la exposición “Ausencia del aspecto material de la pena en los planes de enseñanza del Derecho”.

Además, asistieron el Defensor Regional de Valparaíso, Claudio Pérez; ministros de la Ilustre Corte de Apelaciones de Valparaíso, jueces, fiscales, defensores, abogados, profesores, estudiantes e invitados especiales, como alumnos de enseñanza media, los que en total sumaron una asistencia superior a las 150 personas.

Los demás expositores fueron: la ex ministra de Justicia y doctoranda de la Escuela de Derecho UV, Sra. Patricia Pérez, quien presentó el tema “Cárcel y mujeres”; el Defensor penal público, Sr. Rodrigo Lillo, quien expuso sobre “Cárcel y pueblos originarios”; el profesor de Derecho Penal UV, Dr. Silvio Cuneo, quien se refirió a “La herencia de Agustín Edwards en la política de encarcelación masiva chilena” y la profesora de Criminología UV, Dra. Marcela Aedo, quien desarrolló “Los y las adolescentes infractores/as y la privación de libertad en Chile”. Actuó como moderadora de la actividad, la profesora Dra. Daniela Marzi, Coordinadora de Extensión Académica de la Escuela de Derecho UV.

Al comentar este evento, el director Claudio Oliva, dijo que la cárcel, “sin duda que es un tema de mucha actualidad. La portada del semanario británico The Economist del 25 de mayo 2017, fue “Rethinking prisions” (Repensando las prisiones) de manera que estamos abordando aquí, desde un lugar muy apropiado, desde el pluralismo y la reflexión racional, un tema que no sólo nos preocupa en Chile, sino que tenemos evidencias de que es una preocupación mundial”.

Agregó que “me alegra que conmemoremos el surgimiento de nuestra institución abordando un tema que a veces se menciona poco, pero que probablemente es decisivo para el progreso de una sociedad; pues para ello hay que considerar la manera cómo trata a sus ciudadanos, incluyendo a aquellos que cometen delitos”.

Por su parte, el profesor argentino Iñaki Anitua, manifestó que “me parece muy importante que se celebren los 106 años de esta Escuela de Derecho pensando en esta realidad social a la que está vinculada el Derecho penal y el Derecho en general. Lo que produce la cárcel, es un tema que trata con el dolor y la violencia; la cárcel es violencia y por eso queda normalmente olvidada en los planes de estudio de Derecho. Estudiamos libros, teorías, pero con lo que realmente sucede, lo que pasa en la cárcel y con la policía en la calle, la justicia queda a veces olvidada”.

Agregó que “una universidad que no se vincula a la realidad social es claramente miope, no sirve y no me refiero a que sea servil, sino a que sea crítica, que discuta los temas, que produzca verdadero conocimiento universitario, que es lo contrario a lo que se hace a veces: se dicen cosas muy sencillas en forma muy difícil, lo que hay que hacer es hablar sencillo para transformar las realidades y en un lenguaje accesible a todos”.

El experto argentino planteó que “debemos pensar al menos en la realidad de la cárcel para transformarla, porque sabemos que en América Latina, Chile, Brasil Argentina y Uruguay, están cada vez más pobladas, por lo tanto tienen más violencia y se transforman en un lugar paradojalmente, de no derechos, sino de mera violencia, eso tiene que ser averiguado y estudiado para denunciarlo y cambiarlo poco a poco”.

Sostuvo que “la cárcel no rehabilita y la propia reincidencia está demostrando que estamos fallando en esa obligación constitucional de propender a la resocialización o rehabilitación de los condenados”.

Iñaki Anitua, precisó que “el problema de la cárcel puede ser un problema mundial, pero el problema puntual latinoamericano es la sobrepoblación. Tenemos más personas de la que puede tratar la cárcel, por eso difícilmente se puede lograr la resocialización, solamente se reproduce o amplifica la violencia. La dignidad de la persona y los derechos humanos se ven afectados por esta política de hipercarcelamiento, no digo que haya que abolir la cárcel, pero hay que utilizar económicamente esos recursos, en los casos en que realmente haga falta, los más graves”.

Finalmente, la profesora de Criminología de la UV, Marcela Aedo, explicó que para la Escuela de Derecho UV “es muy importante hablar de este tema en un espacio como éste, porque de alguna manera, queremos contribuir en algún sentido, como universidad, a una de las políticas que tiende a la reducción de este espacio y aunque sea a largo plazo, tenemos que analizar cómo podemos ir eliminando este tipo de prácticas violentas como es la cárcel”.

La profesora UV puntualizó que “como Escuela de Derecho tenemos la responsabilidad de poner sobre la mesa este debate, reflexionar sobre lo que está ocurriendo en la cárcel, porque es una realidad muy invisibilizada y es tremendamente relevante y simbólico que hoy lo estemos haciendo”.