“Diálogos con el poder” se inició analizando libertad de expresión con periodista CNN Mónica Rincón

“Libertad de expresión, contenidos y límites”, se denominó el coloquio que se realizó recientemente en la Sala de Consejo Italo Paolinelli de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y que tuvo como principal invitada a la periodista, Magíster en Ciencia Política y conductora de CNN prime, Mónica Rincón.

La actividad fue organizada por el departamento de Derecho Público de la Escuela de Derecho UV en el marco del ciclo “Diálogos con el poder”, que se desarrollará todo el año.

El profesor de la Escuela de Derecho UV, Christian Viera presentó a la profesional, señalando que el contacto inicial con ella surgió a través de un twitter, donde contradecía la opinión de la periodista respecto a la determinación del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, de prohibir el ingreso de la prensa al albergue donde estaban siendo acogidos los damnificados del pasado megaincendio que afectó a esta ciudad en el verano.

El académico de la UV estuvo de acuerdo con esa medida del alcalde, encontrándola prudente y criteriosa, sin embargo la periodista Mónica Rincón aducía a que la autoridad edilicia no tenía esas atribuciones, amparándose en la libertad de expresión que nos rige. Según ella, los mismos afectados debían decidir si querían exponer sus testimonios a la prensa o no.

A partir de ese caso, la profesional de CNN fue invitada a debatir sobre la libertad de expresión y los contenidos y las agendas noticiosas que se establecen en los medios de comunicación.

“Nosotros como personas tenemos derecho a defender nuestra libertad de expresión, como depositarios de lo que se va a informar. No es la autoridad ni el alcalde el que define qué se informa y qué no. Eso es un principio paternalista, decidir por otro y yo confío en el criterio de las personas”, manifestó la periodista Mónica Rincón.

Destacó que para ella, el periodismo responde a 3 principales vocaciones: la primera, “cuestionar al poder, político, económico, religioso, estudiantil, cualquier poder y eso por supuesto que incomoda. Como se dice coloquialmente, hay que rascar donde pica, no donde no pica”, agregando que “en segundo lugar, el periodismo debe democratizar la información y tercero, ser la voz de los que no tienen voz, poner en discusión los temas que no se ven e importan”.

Según se percepción profesional “la objetividad no existe, es un intento, un anhelo del periodista. Yo creo más en la independencia y eso implica por supuesto cierta soledad”.

También reconoció algunas falencias del periodismo chileno actual, como la falta de recursos para poder desarrollar el periodismo de investigación; las leyes “mordaza”, por las que las elites intentan protegerse; conflictos de intereses con la publicidad; la poca diversidad de medios; tendencia a negar el género de opinión del periodismo, que es perfectamente válido y peor, cuando se es mujer”, puntualizó.

Mónica Rincón también se refirió a los límites de la privacidad en la difusión de la información. “En general creo que no deben existir límites, pero creo que están en el respeto a la dignidad e intimidad de cada persona. Es un límite sutil, pero debe tomarse en cuenta el valor informativo, si es noticia y la intención que hay detrás de la información para ver si es factible de ser publicada o no. Es válido tener líneas editoriales, pero un periodista no tiene por qué autocensurarse; tampoco tiene derecho a mentir ni a causar daño”.